¿Cómo lavar tus complementos de cama?

Pasamos aproximadamente 25 años de nuestra vida durmiendo. Sí, has leído bien, ¡25 años! Y es que destinamos más o menos un tercio de las horas del día a dormir.

Sabiendo esto, nos queda claro que el tiempo que pasamos en la cama es valioso y debemos cuidarlo al máximo. Por ejemplo, es superimportante dormir en un entorno saludable, con una cama limpia que nos permita descansar de verdad.

En este post te explicamos todo lo que necesitas saber sobre cómo lavar y cómo cuidar tus complementos de cama para que duermas como debe ser.

¿Cómo lavar tu nórdico?

Aunque te vamos a dar unos tips geniales sobre cómo lavar edredones nórdicos, recuerda revisar las recomendaciones de lavado de la etiqueta de cualquier prenda textil antes de nada. ¡Mejor prevenir que curar!

En cualquier caso, lavar los rellenos nórdicos de fibra es sencillo y deberías hacerlo mínimo 1 vez al año (lo más recomendable es hacerlo cada 6 meses). Así evitarás la aparición de ácaros y de otros microorganismos nada saludables. ¡Pero ojo! Las fundas nórdicas, al estar en continuo contacto con tu piel, deben lavarse semanalmente.

Por lo general, los edredones pueden meterse en la lavadora a temperatura baja. Solo asegúrate de lavarlos solos, sin otras prendas que puedan causar algún deterioro durante el lavado. Para un resultado top, te recomendamos meter un par de pelotas de tenis en el tambor de la lavadora y de la secadora. Así, conseguirás que el relleno no se apelmace y te dure como nuevo por muuuuchos lavados.

Descubre nuestros nórdicos fáciles de lavar


¿Cómo lavar tu protector de colchón?

 Para lavar tu protección de cama, tanto protectores como fundas de colchón, consulta primero la etiqueta con las instrucciones de mantenimiento. Por lo general, y también en el caso de nuestros protectores, los podrás lavar a máquina sin ningún problema (hazlo un par de veces al año o cuando veas que lo necesitan).


Además, muchos permiten secado en secadora… ¡Hiperútil! Eso sí, si el protector es impermeable y quieres secarlo a máquina, te recomendamos hacerlo con la membrana impermeable hacia adentro. Así será mucho más difícil que se deteriore.

Echa un vistazo a nuestra protección de cama con aloe vera


¿Cómo lavar tu almohada?

Para mantener tu almohada siempre limpia, basta con que laves su funda a máquina con frecuencia (a ser posible semanalmente, o al menos cada 2 semanas). ¡Rápido y sencillo!

Descubre nuestras almohadas de fibra y visco


¿Cómo lavar tu topper?

La forma de lavar un topper dependerá de su composición. Por lo general, los toppers de fibra pueden meterse directamente a la lavadora. En cambio, de los toppers de visco solo podrás lavar la funda (no te preocupes, ¡será suficiente! 😉). No te olvides de hacerlo unas 2 o 3 veces al año.

¡Ah! Y para aprovechar al máximo tu topper, sigue también estos tips:

  • Si es de fibra, sacúdelo bien al recibirlo y después de cada lavado. Así adquirirá su volumen ideal.
  • Si es de visco, al recibirlo extiéndelo sobre una superficie plana durante 24 horas… ¡Alucinarás viendo cómo se expande!

Compra nuestros toppers buenos y baratos

Y no queremos terminar el post sin recordarte que, antes de colocar cualquier producto recién lavado en la cama, debes asegurarte de que esté completamente seco. Si no, puede aparecer moho y no queremos eso 😉.

Regresar al blog