A la cama con un libro

¿Das mil vueltas en la cama hasta que te consigues dormir? La tasa de insomnio en España cada vez es más alta, por lo que cada vez más personas se quejan de que duermen peor y descansan menos. ¿Sabías que la mayoría de las veces eres tú mismo el que propicia esto?

Descansa que lo flipas

Cada vez hay más perfiles dedicados a enseñarte tips sobre cómo descansar mejor. Y es verdad que muchos de ellos son muy válidos, pero si no se aplican… ¡No sirven de nada! Cambiar los hábitos es algo difícil y costoso, todo el mundo habla de los famosos 21 días para conseguir una nueva rutina ¡21 días! Pero si comienzas poco a poco todo es mucho más sencillo. Te dejamos los tips más fáciles para descansar mejor a continuación.


A la cama con un libro

Esto es algo que lleva diciéndose muchos años, y ahora más con el uso de las pantallas, pero ¡es cierto! El uso de las pantallas hace que nuestro cerebro interprete que todavía es momento de estar despierto. Por eso, si intentas irte a dormir nada más dejar el móvil, aunque estés muy cansado, te costará liberar la mente y conciliar el sueño.

Pero seamos sinceros, dejar las pantallas de lado 1hora antes de irse a dormir es casi misión imposible. Por eso te proponemos una alternativa muy sencillita: irte a la cama con un libro ¡o audiolibro! O podcast, o música,… ¡Las posibilidades son tan infinitas como las quieras pensar! Así dejarás la pantalla antes de irte a dormir, pero seguirás disfrutando de un contenido que sea de tu interés.

El espacio perfecto

Nuestro cerebro relaciona la luz con el día, y le hemos enseñado a que hay que dormir de noche, cuando no hay luz. Por eso, muchas veces, cuando nos vamos a dormir con luz nos cuesta más conciliar el sueño o descansar de verdad. Aquí lo tienes bien fácil: una luz tenue, música bajita, velitas,… Un ambiente relajante e íntimo que te ponga en sintonía…

La cama perfecta

Y por último, pero más importante, es que no puedes dormir bien si tu cama ¡no es de calidad! Parece algo muy obvio pero no todos los colchones y bases son iguales, e igual que los zapatos necesitas la cama perfecta para ti. ¿Cómo puedes saberlo? Probándola en tu casa. Mi abuela siempre decía: “Si los ingredientes son buenos es imposible que la comida sea mala” ¡Y cuánta razón tenía! Esto es lo mismo… Si la cama es cómoda y de calidad, los complementos son suaves y delicados… ¡Descansarás seguro!


¿Tienes dudas de cuál es la mejor cama para ti? ¡Llámanos y te ayudamos! 976 305 808