5 Trucos para Dormir Mejor

Todos merecemos dormir mejor y poder levantarnos con energía para afrontar todo el día. Sin embargo, cada vez más personas tienen grandes dificultades para conciliar el sueño, ¡según la Sociedad Española de Neurología (SEN) el 45% de la población española sufre de insomnio!

Esto es algo que desde What The Sleep no podemos permitir. Por eso, queremos darte nuestros mejores trucos para mejorar la conciliación del sueño y poder disfrutar de un descanso reparador que te permita hacer todo lo que quieras durante el día. ¡La cama es para dar placer! No para tener que enfrentarnos a dar vueltas infinitas en ella.

5 Tips para dormir mejor

  1. Ritual y a la cama

Prepara tu cuerpo y mente para irte a dormir sin tener que pensarlo. El cerebro humano es fanático de automatizar procesos y hacerlos de manera inconsciente sin tener que invertir energía. Por eso, si tienes una rutina ordenada antes de irte a dormir que sigues todos los días, tu cerebro recibe una alerta como: “¡Hora de dormir!” y le costará mucho menos conciliar el sueño.

¡Ojo! Haz solo esta rutina cuando te vayas a dormir. Si la haces en otro momento o entre su fin y el echarte a la cama haces cosas que activen tu cerebro (ver el móvil, la tele, hacer ejercicio, etc.) ¡le estarás dando el mensaje contrario a tu cerebro!

  1. La cama para dormir

Otra forma de educar la mente de manera sencilla y que conciliar el sueño sea cuestión de segundos, es reservar la cama exclusivamente para dormir. Evita estar más de 30 minutos en la cama antes de echarte a dormir, estar con el móvil, viendo una serie,… Cualquier cosa que vayas a hacer por la noche mejor no la hagas en la cama ¡estás confundiendo a tu cerebro! Lo único permitido es hacer el amor si nada más terminar cierras los ojos para descansar.

  1. Vete cansado y con el cerebro apagado

¡Evita irte a dormir si todavía no estás cansado! Parece algo muy obvio pero, muchas veces, tendemos a irnos a la cama porque ‘es la hora de dormir’. Si te metes en la cama estando aun muy activo, tu cerebro seguirá pensando en las mil cosas que tienes que hacer o has hecho ¡y no podrás conciliar el sueño!

  1. Acomoda tu vista

Desde que somos pequeños nos educan a que la luz se vive por el día y por la noche la oscuridad. Tu cerebro tiene identificado que cuando hay poca luz es momento de irse a dormir y empieza a producir automáticamente, melatonina (la hormona del sueño). Así que, échale una mano extra a tu cerebro y evita las luces intensas ¡sobre todo las de las pantallas!

  1. Puntual a la cama

Siguiendo con tu ritual, establece un horario de descanso que puedas cumplir todos los días. Ten una hora de acostarte y otra hora para levantarte que se mantenga más o menos estable a lo largo de la semana. Y, sobre todo, que te permita descansar las horas que necesitas para poder estar activo al día siguiente. Por ejemplo, si necesitas dormir 8 horas, de lunes a viernes puedes dormir de 23 a 7 y el fin de semana tener un poco más de flexibilidad y dormir de 1 a 9.

Y siempre con una cama hecha para descansar que lo flipas😉